Publicado en Blog, Medicina general | 0 comentarios

El riesgo de Cáncer se relaciona con los genes y a la exposición de varias toxinas ambientales. Mientras que hay factores que son incambiables (los genes por ejemplo), existen algunos factores de vida que si los modificamos pueden ayudar a prevenir la aparición.

Dos tercios de todos los cánceres son evitables en mayor o menor medida, por eso hemos querido recopilar algunos consejos para poder prevenir dicha enfermedad:

  • Evitar el tabaco. Evitar ser consumidores de “nicotina” pero también evitar ser fumadores pasivos. El tabaco causa un 30% de todos los tumores.
  • Mantener una dieta equilibrada. El sobrepeso es un factor de riesgo importante. La obesidad eleva el riesgo de cáncer de endometrio, el de páncreas, el colorrectal o el de tiroides.
  • Evitar el sendentarismo. Para combatir el sedentarismo no basta con salir a andar una vez a la semana. El cuerpo necesita movimiento diario y una actividad moderada con la cual mejorar nuestra circulación, la oxigenación y, a su vez, optimizar el funcionamiento de nuestros órganos.
  • Moderar o evitar el consumo de alcohol. Se relaciona con tumores de hígado y aumenta moderadamente el riesgo de cáncer mama. Si además se fuma, crece el peligro de desarrollar tumores de cavidad oral y esófago.
  • Protégete de las radiaciones solares. El sol es necesario para nuestro cuerpo y nos ayuda a obtener y sintetizar la vitamina D, pero deberemos evitar exponernos a las horas centrales del día, y controlar además el tiempo de exposición.
  • Precaución en prácticas sexuales. Protegerse durante las relaciones sexuales disminuiría la incidencia del Virus del Papiloma Humano (VPH), que está íntimamente relacionado con los cánceres de cuello uterino, cavidad oral y amígdala.
  • Evita escenarios de trabajo con contaminantes. Sabemos que no siempre está en nuestra mano controlar el ambiente que nos rodea en nuestros trabajos. Sin embargo, es importante estar alerta y atender toda medida de seguridad.