Publicado en Blog, Cirugía estética, Medicina estética | 0 comentarios

La Medicina Estética nunca utiliza técnicas de cirugía mayor ni que requieran anestesia general, como sucede en el caso de la Cirugía Estética, que en la mayoría de sus actuaciones implica un ingreso hospitalario del paciente.

En la Medicina Estética los actos intervencionistas no pasan de los pinchazos.

Tal y como definía la doctora Petra Vega, presidenta del  presidenta del Comité organizador del 28 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME),  “en la cirugía va a haber siempre un cambio en la forma. Es una intervención en el organismo para quitar o añadir. La intervención que tendría la medicina estética en un aumento de mamas, por ejemplo, sería en mejorar el aspecto de la piel; nosotros no cambiamos la mama”.

Por su parte,  la Cirugía Plástica es la parte de la medicina dedicada a la reparación de las deformidades y la corrección de los defectos funcionales. En ella se engloban intervenciones dirigidas a reparar tejidos del organismo afectados por una enfermedad, accidente o derivados de lesiones producidas por quemaduras de alto grado, casos en los que es más común su denominación como Cirugía Reconstructiva, Reparadora o Cirugía de Quemados.