Publicado en Blog, Cirugía estética | 0 comentarios

Hoy en día existen diferentes métodos para poder eliminar de la piel las huellas que los tatuajes o las lesiones pigmentadas nos han dejado, por este motivo en este artículo os queremos informar de cuál de estos métodos consigue mayor eliminación de pigmento con el mínimo daño en la piel: los denominados sistemas en modo Q-switched.

¿En qué consiste?

El mecanismo de acción del láser Q-switched se basa en la absorción fotónica por parte del pigmento que se encuentra en los fibroblastos. Durante el pulso de 40 ns, las temperaturas pueden superar los 1000°C. Los subproductos gaseosos de la pirolisis pueden explicar el aspecto lamelado de los gránulos tras su exposición al láser. La reducción del tamaño de las partículas de pigmento, así como la fragmentación de las células que contienen el pigmento se justifican por la rápida expansión térmica que genera unas ondas de choque capaces de provocar cavitaciones localizadas

Tipos de láseres

Para la eliminación de tatuajes o lesiones pigmentadas  pueden emplearse distintos láseres de tipo Q-Switched. Para la eliminación de pigmentos de color negro, verde y azul, lo mejor es emplear el láser Q-Switched de Alejandrita. Para la eliminación del pigmento rojo y rosa-morado, el láser Q-Switched de KTP proporciona el mejor resultado. El láser Q-Switched Nd:YAG resulta muy ventajoso en el tratamiento de pacientes de piel más oscura ya que ha demostrado ser más seguro en este tipo de pieles así como en el caso de la micro pigmentación del eyeliner, donde se ha de tener cuidado de no dañar las pestañas. Así mismo también resulta más eficaz en las micro pigmentaciones de mayor profundidad y con mayor densidad.