Publicado en Blog, Sexologia | 0 comentarios

La esterilidad se define como la dificultad de una pareja para conseguir que la mujer quede gestante. Afecta al 10-15% de parejas en edad fértil.  Existe la esterilidad primaria que se da cuando la pareja nunca ha logrado un embarazo y la esterilidad secundaria cuando la pareja ya tiene antecedentes de uno o varios embarazos.

En el caso de los hombres se produce por diferentes factores:

  • Factor pretesticular: Alteraciones en las hormonas que estimulan al testículo (la LH y la FSH).
  • Factor testicular: Afecciones del testículo. Pueden ser genéticos, congénitos (de nacimiento) o adquiridos (infecciones).
  • Factor postesticular: Afectan a los espermatozoides una vez que han salido del testículo. Son las obstrucciones de la vía espermática, las infecciones seminales, presencia de anticuerpos antiespermáticos, alteraciones eyaculatorias y alteraciones coitales.

En la mujer los factores que influyen son los siguientes:

  • Factor cervical: Referido al cuello del útero, que comunica la vagina con el útero y con las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo tras la ovulación. Entre las alteraciones anatómicas se encuentran los pólipos, quistes y traumatismos ocasionales o causados por una cirugía.
  • Factor uterino: Pueden ser causas uterinas o endometriales. Las uterinas más frecuentes son malformaciones, miomas o tumores benignos, sinequias o adherencias a las paredes. Entre las endometriales, destacan las infecciones del endometrio (endometritis).
  • Factor tuboperitoneal: Alteraciones en las trompas o en el espacio del tubo ovárico. La causa más importante por la que aparece este factor es la infecciosa, produciendo diferentes tipos de salpingitis o inflamación de las trompas, con la consiguiente obstrucción.