Publicado en | 0 comentarios

En algunos casos concretos, cuando por circunstancias especiales el paciente necesite perder peso de una forma más rápida, o cuando fracasan las dietas más convencionales, tenemos el recurso de las dietas de aporte proteico que nos permiten adelgazar de forma segura.

En estas dietas se elabora un plan de adelgazamiento en el que se combina el aporte de proteínas de alto valor biológico en forma de sobres con vegetales crudos o cocinados y una suplementación de vitaminas y minerales. Constan de diferentes fases en las que se van sustituyendo progresivamente los sobres por alimentos de mercado.

No se deben utilizar en menores de 16 años, pacientes con hipocalcemia desequilibrada, arritmias cardiacas, trastornos psiquiátricos, embarazo y lactancia, así como en caso de insuficiencia renal, cardiaca o hepática.