Publicado en Blog, Sexologia | 0 comentarios

La azoospermia es la ausencia de espermatozoides en la eyaculación de los hombres. Actualmente esta patología representa la causa más común de los casos de infertilidad masculina.

Existen dos tipos , la azoospermia secretora y la obstructiva.

En la azoospermia secretora el problema reside en que los testiculos no son capaces de producir espermatozoides, mientras que en la que azoospermia obstructiva los testículos sí que sintetizan espermatozoides pero existe un problema en los conductos que se encargan de transportarlos i, por este motivo, no llegan con la eyaculación.

Los hombres que sufren azoospermia obstructiva es la menos severa en relación a la fertilidad y pueden tener hijos, bien de forma natural tras el tratamiento y desobstrucción de los conductos o mediante la obtención de espermatozoides directamente del testículo y la posterior aplicación de una técnica de reproducción asistida.

Ante un problema de incapacidad de tener hijos en una pareja es necesario consultar con un médico especialista para analizar las posibles causas. La azoospermia puede ser una de ellas y será necesario la realización de un seminograma para detectarla. Si se detecta, es imprescindible también determinar de qué tipo se trata para aplicar el tratamiento correcto.